jueves, 13 de enero de 2011

TEMA 3: LA DANZA EN LA ANTIGÜEDAD. 1



  1. Situación cronológica
  2. India
  3. Egipto
  4. Mesopotamia y Persia
  5. En el Pueblo Hebreo-La Biblia
  6. Creta
           



1.- Situación cronológica
La Antigüedad es el periodo entre Prehistoria y Edad Media. Estudiaremos la época más evolucionada de algunas de las civilizaciones más importantes. La danza reflejará los gustos y las tendencias en la civilización en las que se desenvuelve.


2.- India
            En la India se considera a la danza como la más antigua y hermosa de las artes. La danza se compone de movimientos de brazos, tronco, cuello y cabeza, subrayados por atuendos ligeros dan importancia a la flexibilidad y agilidad de las piernas. Los pies no se elevan del suelo demasiado, pero los dedos, incluidos los de las manos y también los ojos tienen posiciones minuciosamente estudiadas, se mueven incluso los labios y la lengua.
Cuenta la leyenda que el dios Brahma creó el mundo con una danza de tres grandes zancadas y la enseñó a un mortal, Bharata, el cual escribió un libro sobre danza, música y teatro.
Antes del nacimiento de Cristo, los mojes budistas viajaron a China, Corea y Japón y enseñaron, entre otras cosas, las danzas hindúes.
Los movimientos de las manos se llaman “hasta mudra” y se pueden ejecutar con una mano o con dos.
La cara expresa nueve sentimientos distintos como miedo, rabia, alegría, etc. Los vestidos y maquillajes son complejos y también muy estudiados, siendo los personajes reconocibles por el uso de sus colores y adornos.
Los músicos juegan un papel importante para crear el ambiente adecuado utilizando generalmente platillos y tambores como instrumentos.
Se desarrollaron tres grandes estilos de danza:
Kathakali: de orígenes muy antiguos, imitaba a otros animales y también formaban parte de rituales mágicos. Todos los movimientos fueron recogidos y codificados en el siglo XV, creándose una escuela de danza en el norte de la India. Los movimientos de esta danza son muy complicados y elaborados, y los bailarines necesitan para prepararse mucho tiempo de meditación para interpretar los diferentes personajes.
Khatar: Es un estilo que deja lugar a la improvisación. Empieza con un solo bailarín inmóvil, que va moviendo el rostro y su cuerpo conforme a la música.
Manipuri: Estas danzas se originaron en época de hambre y era una forma de alejar a los espíritus malignos. Actualmente se representan durante los festivales de primavera y son danzas alegres que cuentan hermosas leyendas.



3.- Egipto

La cultura del Antiguo Egipto se remonta hasta el tercer milenio a de C. A partir de esa fecha Egipto empieza a desarrollar una civilización con un nivel cultural muy alto. Su escritura, llamada jeroglífica de gran complejidad pudo ser descifrada gracias a la piedra de Rosetta en 1799.
La situación geográfica -rodeada a ambos lados por el desierto y atravesada por los fértiles márgenes del Nilo- permitió que esta cultura sobreviviera durante muchos siglos, y que desarrollara una arquitectura de imponentes construcciones.
Algunas características de esta cultura son:
-La religión era politeísta y en la cúspide estaba el Faraón, hijo del sol (Amón, Ra o Atón).
-La mayoría de los ritos tenían un significado figurativo y otro secreto. Los jeroglíficos sólo eran conocidos por los sacerdotes.
     -Creían en la vida de ultratumba y en la inmortalidad del alma, por ello practicaban la momificación y el embalsamamiento de los cuerpos.
     -La noche y el día simbolizan la muerte y la vida, también la sequía y lluvia simbolizan también la muerte y la vida.
    -La idea de la vida después de la muerte aparece en toda la historia de la civilización.
    -Desarrollaron un conocimiento geométrico casi perfecto, inventaron la forma geométrica de la pirámide.

El estudio de la danza en Egipto se conoce gracias a las pinturas y los bajorrelieves hallados en las tumbas  y en los templos. Se deduce que la danza formaba parte de la vida y que fue practicada de manera asidua. Se fue perfeccionando técnicamente y difundiéndose a diversos ámbitos. Las danzas existentes fueron: sagradas, litúrgicas y sociales
            Los ejemplos más remotos de danza los hallamos en el Imperio Antiguo (periodo de construcción de las grandes pirámides), contemporáneos de las grandes culturas sumeria y babilonia. El Imperio Medio y Nuevo se correspondería con las culturas minoica, micénica y con la época bíblica de los patriarcas y los jueces.
Imperio Antiguo: 3200 a de C. y 2160 a. de C.
Imperio Medio: c. 2160 a. de C.- 1580 a. C.
Imperio Nuevo: c. 1580 a. C. y termina hacia el 721 a. C
Este paralelismo entre culturas hace que las características de las danzas fueran similares.
De la observación de las obras de arte se deduce que los bailarines (la mayoría mujeres) junto con los músicos formaban grupos de acompañaban los diferentes cortejos o procesiones. Como instrumentos de música usaban: arpa, flauta larga, chirimía doble, panderos, sistro, trompeta, guitarras de tres cuerdas, címbalos, etc. Los sacerdotes, junto con bailarines especialmente escogidos realizaban rituales danzados como parte del culto.
Están representados niños en ritos de iniciación, hombres, mujeres, dioses, reyes  y sacerdotes que honraban a Hathor (diosa de la danza sagrada, del amor, de la maternidad de la alegría y de las artes musicales). Muchas veces las figuras representadas no eran de egipcios, sino de africanos, orientales (nubios, libios…) o esclavos. La danza no ocupa un lugar preponderante pero es considerada como una actividad honorable. El faraón danza, en ocasiones, alrededor de los muros de los templos para asegurar la marcha del Sol. También el pueblo danza en ocasiones importantes, tanto religiosas como populares.
La danza entre hombre-mujer como pareja era inexistente, se constituía de solos o grupos. En cuanto a la descripción de estas sólo se puede teorizar aunque conocemos algunas posiciones debido a la observación: brazos en oposición, rodillas flexionadas, inversión del cuello y la cabeza. Los egipcios fueron los primeros que anotaron la danza, pues dejaron algunas escritas usando diferentes caracteres.
Cuando el pueblo hebreo abandonó Egipto se llevó consigo los bailes aprendidos en este país. Muchas referencias a ellos las encontramos precisamente en la Biblia, en el libro del Éxodo.
En periodos más tardíos la danza egipcia se deja influenciar por la cultura griega y romana, convirtiéndose en más ágil y acrobática.
Algunas de las danzas que encontramos son:
Danzas astrales o solares. Consistía en representar movimientos astrales y su evolución. Era una danza sagrada ejecutada en los templos por los sacerdotes. Danzaban en círculo alrededor del altar (que era una piedra que simbolizaba el sol) simulando el movimiento del sol y de los planetas. Formaba parte de los ritos de iniciación a los misterios de Isis.
En las pinturas de las tumbas tebanas se ven bailarinas vestidas con ropas transparentes, desnudas o adornadas con cinturones metálicos ejecutando movimientos sinuosos y animados. Otros tipos de danza aparte de las religiosas son:
Danzas rituales funerarias. Caracterizadas por el palmear rítmico de manos y por la posición de los brazos  sobre la cabeza. A través de la mímica representaban escenas de la vida del difunto. Los danzantes acompañaban el cortejo fúnebre hasta la tumba.
Danzas de entretenimiento o diversión. Danzas populares y también danzas ejecutadas en privado en ocasión de celebraciones familiares; generalmente colectivas.
Danzas de espectáculo. Se trata de bailarinas destinadas a divertir al faraón y su corte y, por extensión, a los nobles y los ricos. Encontramos que son sólo mujeres las que ejecutan estas danzas, aunque igualmente hay hombres que bailan, especialmente los venidos del África Negra.


4. Mesopotamia y Persia
            Mesopotamia es el nombre por el cual se conoce a la zona del Oriente Próximo ubicada entre los ríos Tigris y Éufrates, si bien se extiende a las zonas fértiles contiguas a la franja entre los dos ríos, y que coincide aproximadamente con las áreas no desérticas del actual Iraq. El término alude principalmente a esta zona en la Edad Antigua.

La cultura mesopotámica se desarrollo entre los cauces de los ríos Éufrates y Tigris, entre el VII milenio a. de C. y el siglo IV a. de C. Comprende sucesivas civilizaciones que tuvieron un gran nivel artístico e intelectual. No tenemos apenas representaciones plásticas ni referencias escritas suficientes para poder decir con exactitud el lugar que la danza ocupaba en esta cultura.
            Sabemos que durante el V milenio a. de C. las mujeres danzaban en círculos para propiciar la lluvia levantando y bajando sus manos juntas, escena que podemos ver en una cerámica neolítica.
            La primitiva civilización de Sumer emergió  en torno al 3500 a. de C., y en ella la danza estaba ligada a la religiosidad. La información nos llega a través de sellos, cilindros de barro y piedra, estatuillas ornamentales etc. Las primeras evidencias escritas nos llegan en el tercer milenio a. de C. En ella conocemos que la danza es el reflejo de la sociedad, y que era usada en rituales mágicos (asociados a la naturaleza) y religiosos. Los bailarines eran probablemente magos. Más tarde se formaron grupos de bailarines que bailaban en los templos, muchas veces sin ropa, para simbolizar la pureza.
            Los bailarines a menudo llevaban máscaras que representaban a animales, y las posturas que realizaban tenían un significado simbólico, que fue evolucionando a lo largo del tiempo.
            La música y la danza estaban unidas, y eran el principal componente de las ceremonias religiosas, algo de lo que se tiene constancia desde el 3000 a. de C. en adelante. En el segundo milenio a. de C. la danza de Mesopotamia se vio influenciada por otras culturas como la de Egipto, Siria y Persia.
            En esta época los bailarines ya tenían un cierto entrenamiento, y sobre el 2000 a. de C. los bailarines eran tan demandados que las danzas ya se llevaban a cabo por profesionales. Existen pruebas de que las danzas eran tanto individuales como en grupo y que además se realizaban luchas y acrobacias acompañadas por percusión.
            El acompañamiento musical iba desde la percusión a instrumentos de cuerda.
Conforme fue evolucionando la civilización mesopotámica las manifestaciones artísticas aumentaron a lo largo de los periodos sumerio, acadio y babilonio.

5. La danza en el pueblo Hebreo
            Parece que el pueblo hebreo conoció las danzas sagradas a través de su cautividad en Egipto. En la Biblia, concretamente en el Éxodo, es donde encontramos numerosos fragmentos en los que se danza, siempre con un sentido religioso de veneración a la Divinidad.
            También aparecen danzas ligadas a acontecimientos políticos y militares, como la danza del Rey David ante el Arca de la Alianza.
            Una de las danzas más conocidas es la ejecutada por Salomé a cambio de la cual pidió que se le concediera cualquier deseo, algo que el rey Herodes aceptó.

            Los hebreos celebran también con danzas sagradas las ceremonias siguientes: la conmemoración de la salida de Egipto (abril), el ofrecimiento de los primeros frutos a Dios  y la celebración de la entrega de los Diez Mandamientos (junio) y la tercera, la fiesta de los Tabernáculos (septiembre), después de las cosechas, para agradecer a Dios sus favores.

  1. Creta
            La localización geográfica de la isla favorecerá la absorción de influencias de civilizaciones como Egipto, Siria, Asia Menor, y, a su vez, Creta influirá en la cultura Griega y a la cultura continental.
            En Creta la danza fue importante en las celebraciones oficiales y en los acontecimientos de la vida privada. El pueblo cretense era pacífico, amante de la naturaleza y entregado a rituales religiosos ancestrales de culto a la diosa madre (naturaleza) en forma de mujer, animales endemoniados y danza extática (que alcanza el éxtasis).
            Una gran cantidad de símbolos acompañan a las representaciones de esta diosa como animales, la espada, la doble hacha, las amapolas. La diosa tenía asistentes masculinos y femeninos y ejercía un dominio sobre el cielo, la tierra y el mar, también sobre la vida y la muerte.
            Los Curetes, que eran los jóvenes iniciados en los ritos religiosos, eran amantes de la danza y de los deportes.
            Los Coribantes eran bailarines con armadura, tocados por un casco rematado con una cresta que celebraban el culto a la diosa Cibeles bailando a ritmo de panderetas, cuernos, flautas y platillos, marcándolo con los pies.
            Es muy importante en esta cultura la figura del laberinto y también la del toro como símbolo del sol o de la fuerza y la virilidad, asociados ambos a rituales y bailes variados en los que los bailarines simulaban ser toros y bien el salto acrobático sobre el toro, muy representado en la cultura minoica. En las pinturas vemos a menudo cómo los jóvenes varones y las doncellas saltan por encima del toro apoyándose sobre sus cuernos.
            Según las representaciones de danza que aparecen en los restos artísticos, vemos que las bailarinas cretenses saltaban, giraban, flexionaban las rodillas, danzaban en círculo o en procesión, situaban los brazos en oposición… características todas que encontramos en el resto de culturas del entorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada